Odontología conservadora y endodoncia

ODONTOLOGÍA CONSERVADORA

La Odontología Conservadora

Engloba todos aquellos tratamientos encaminados a tratarla caries en todas sus fases, desde una caries pequeña a una lesión más extensa que ha destruído gran parte del diente.

El tratamiento de la caries dental se basa en la eliminación del tejido infectado y en la posterior reconstrucción del tejido perdido con biomateriales compatibles.

La Odontología Conservadora tiene como objetivo salvar y conservar en la boca del paciente un diente enfermo o dañado, ya sea por caries, desgaste o traumatismo.

Comprende, por tanto, todos aquellos tratamientos que tratan de evitar la extracción de la pieza dental.

 

Los tratamientos más habituales son:

OBTURACIÓN/EMPASTE

RECONSTRUCCIÓN/INCRUSTACIÓN

ENDODONCIA

¿Qué es una endodoncia?

La endodoncia trata la etiología, prevención, diagnóstico y tratamiento de las alteraciones de pulpa (el interior del diente , “su corazón”; el que le da la irrigación sanguínea y sensibilidad) y sus repercusiones a nivel periapical (zona de relación de la raíz del diente con el hueso, vasos sanguíneos y nervios) y, por consiguiente, en el organismo.

¿Para qué sirve una endodoncia?

El objetivo de la endodoncia, es salvar el diente cuando la pulpa de éste está afectada y, por lo tanto, su función en la boca manteniendo así las estructuras que rodean el diente: hueso, ligamento periodontal y encía sanos.

¿Cuándo se tiene que realizar una endodoncia?

Con mayor frecuencia, una endodoncia se deberá realizar, en aquellos dientes que presenten una caries muy profunda o hayan sufrido un traumatismo y, con menor frecuencia, por motivos peridondatales; cuando hayan afectado la pulpa del diente causando una inflamación aguda o necrosis “muerte” de ésta.

También podría estar aconsejada la endodoncia en dientes que requieran ser tallados para la posterior colocación de coronas o puentes.

ODONTOLOGÍA CONSERVADORA
ODONTOLOGÍA CONSERVADORA

Endodoncia paso a paso

  1. El primer paso es la eliminación de la caries.
  2. Acceso y limpieza de la cámara pulpar.
  3. Localización de los conductos (“encontrar los nervios”).
  4. Medir la longitud del diente, por consiguiente sus raíces, mediante un instrumento que se llama localizador de ápices.
  5. A partir de este momento, se empieza con la conformación el conducto de la raíz (donde se alberga el nervio), para eliminar los tejidos nerviosos y sanguíneos inflamados o infectados mediante unas “limas” que se introducen en la raíz y mediante la desinfección con líquidos especiales.
  6. Una vez desinfectados, se sellan mediante un material plástico que se introduce en su interior junto a un cemento.

¿Es dolorosa una endodoncia?

El tratamiento de endodoncia suele ser prácticamente indoloro, ya que a día de hoy se utilizan anestésicos locales muy eficaces y de larga duración. Acabado el tratamiento y pasado el efecto de la anestesia, podría aparecer alguna molestia durante unos días, sobre todo con la masticación, debido a la inflamación postoperatoria de los tejidos que rodean el diente. En estos casos se requeriría una medicación adecuada. (AEDE)

¿Cuántas sesiones son necesarias?

En la mayoría de los casos los tratamientos de endodoncia pueden realizarse en una sola sesión, si bien en algunas ocasiones la situación clínica del paciente, la dificultad técnica del caso, la experiencia del profesional u otros parámetros, pueden hacer necesarias dos o más sesiones, siempre a juicio del profesional que la realiza. (AEDE)